Él asegura ser la reencarnación de Jesús y tiene más de 300 mil seguidores en Facebook

¡El mundo está de cabeza!

En 1979, mientras Álvaro Theiss estaba ayunando, llegó a creer que era Jesucristo renacido. Según afirma, él recibió un mensaje divino en forma de voz en su cabeza y, en los días siguientes, decidió abandonar su antiguo nombre y referirse a sí mismo como «INRI Cristo», en homenaje a la inscripción «Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum» que el prefecto romano Poncio Pilato inscribió en la cruz sobre la cual Jesús fue crucificado.

INRI ahora vive con 12 de sus discípulos -tres hombres y nueve mujeres- en un complejo rodeado de alambre de púas y una cerca eléctrica afuera de Brasília, Brasil, en una ciudad que ha nombrado Nueva Jerusalén.

Explicó su historia de vida y sus enseñanzas al fotógrafo Jonas Bendiksen, quien visitó el complejo que alberga la iglesia de INRI, nombrada la Orden Universal Suprema de la Santísima Trinidad. Su historia, junto con perfiles de otros cuatro mesías autoproclamados, aparecen en la edición de agosto de la revista National Geographic.



Los discípulos de INRI siempre visten con ropa azul cielo. Les ha dado nombres nuevos comenzando con la letra «A». La menor, Alara, fue llevada a Nueva Jerusalén por sus padres cuando era niña. Veinticinco años más tarde, ella es su asistente personal, encargada de ordenar su ropa y encender su iPad.

Él le dijo a Bendiksen que ha sido célibe desde su revelación original en 1979, y canaliza su energía sexual no utilizada a la comunicación interna con Dios. También afirma que todos los que viven en Nueva Jerusalén también son célibes.

Para reflejar su continuidad con el Jesucristo original, este impostor afirma que recuerda su vida pública anterior hace 2000 años. Pero mucho ha cambiado desde los días de los evangelios. Le encanta la tecnología y la reinterpretación de los versículos finales de la Biblia a la luz de las invenciones modernas. Por ejemplo, en Apocalipsis 1, versículo 7, donde se promete a Jesús que está «viniendo con las nubes», Theiss entiende que es libre de viajar por el mundo en avión. El versículo continúa que «todo ojo verá» al Mesías que viene, que INRI interpreta como un mandato para difundir su mensaje en la televisión y en Internet.

Él regularmente predica en YouTube y en Facebook Live, en el que tiene más de 300 mil seguidores. Sus discípulos editan los vídeos en el recinto de Nueva Jerusalén.

Minha resposta aos contrários é ensinar a liberdade consciencial aos descontentes. Tenham todos a minha paz!

Posted by Inri Cristo on Saturday, May 12, 2018

Pero un mesías en la era de las redes sociales, el moderno INRI también ha tenido que lidiar con muchos críticos y comentaristas anónimos. En su página de Facebook aparece como “figura pública”, lo que significa que cualquiera puede calificarlo con comentarios, al igual que un restaurante o un músico, y colectivamente; su puntuaciuón actual es de 3.3 estrellas. Las personas que dejan críticas de cinco estrellas parecen disfrutar de su mensaje y carisma. Pero las críticas de una estrella frecuentemente lo acusan de ser el tipo de falso profeta advertido en el Nuevo Testamento. Como escribió una mujer en enero de este año: ¡Borrad esta página y arrepentíos!