Video: Lo ordenan sacerdote en la misma cárcel donde estuvo preso

Gabriel Zul Mejía tiene 36 años y acaba de ser ordenado sacerdote en la misma cárcel donde estuvo preso hace algunos años.

El ahora sacerdote recuerda que antes de su encuentro con Cristo, estuvo involucrado en peleas de pandillas. Esto lo condujo hasta la prisión donde, para sorpresa de muchos, recibió el llamado de Dios. En agradecimiento a Dios consiguió el permiso de su obispo para ser ordenado en el Centro de Reinserción Social de la ciudad mexicana de Apodaca.

En declaraciones a la prensa, él comentó lo siguiente:




“En ese tiempo desvaloraba el amor de mis padres y de mis hermanos. La desobediencia a mis padres y los constantes pleitos que llegué a tener en la colonia me llevaron a estar en prisión en el penal de Topo Chico.

Recuerdo que el lugar en donde estuve le llamaban ‘observación’, y fue allí en donde tuve mi diálogo con Dios. Siempre he dicho que Dios escuchó lo que le expresé, pero también escuchó las oraciones de mi madre y de la Iglesia que ora en todo momento por los jóvenes que se encuentran perdidos en la vida”.

El arzobispo de Monterrey, monseñor Rogelio Cabrera López, estuvo a cargo de la ordenación y le pidió “mirar lejos con esperanza, amar sin exclusiones y celebrar la Eucaristía porque todo lo que hagas tiene que referirse a la Eucaristía.

Video de la ordenación: