5 razones de fe por las que rechazo “La Rosa de Guadalupe”

Me he dado cuenta de que cada vez uso menos el televisor de mi casa. De hecho, solo lo enciendo para ver los partidos de fútbol de la selección. Todo el entretenimiento que necesito de una pantalla lo encuentro en mi celular y en la computadora. Eso es más que suficiente para mi. Sin embargo el resto de mi familia todavía usa ese televisor: para ver noticieros, programas de concurso, películas, el Chavo del 8, novelas…. y La Rosa de Guadalupe (Leer esto último con música de terror de fondo).

En general nunca me han gustado las telenovelas (son sobreactuadas, lloronas, aburridas, etc), por eso cuando me enteré de la existencia de una cuyo eje principal son tragedias resueltas milagrosamente por la Virgen María algo me dijo que esto definitivamente no iba a salir bien. ¡Y no me equivoqué! Por respeto a la mesa me he visto obligado a ver algunos capítulos de esta novela a la hora del almuerzo y por eso me animo a hacer esta lista.

Con ustedes 5 razones de fe por las que rechazo “La Rosa de Guadalupe”.

1) Enseñan una falsa devoción a María

La enseñanza católica sobre la correcta devoción a los santos (Incluyendo a la Santísima Virgen María) es muy clara: Ellos son intercesores que ruegan a Dios para que Él obre milagros en nuestras vidas. En cambio, en La Rosa de Guadalupe se pone a María prácticamente como una diosa que resuelve todo por sí sola. También es interesante notar que Dios prácticamente no es mencionado en toda la serie.

2) Promueven la homosexualidad como un valor positivo

El Catecismo de la Iglesia Católica enseña que hay que evitar todo tipo de discriminación injusta contra las personas con tendencia homosexual. Pero a la vez afirma que esta tendencia es intrínsecamente desordenada, por eso ellos están llamados al igual que todos los seres humanos a volver a Dios y dejarse transformar por su amor. Por el contrario, en la Rosa de Guadalupe se promueve la homosexualidad (incluso en los niños) como un valor muy positivo y en más de un capítulo hasta la Virgen hace el milagrito de convencer a “los homofóbicos” de que “love is love”.

3) Errada visión de la sexualidad

El sexo vende. Es así en internet, en los comerciales, en la televisión y por supuesto en las novelas. El problema surge cuando usas un programa que tiene como marca a la Virgen de Guadalupe para promover una idea del sexo que nada tiene que ver con los principios católicos. Para los católicos el sexo es tan importante que es reservado para el matrimonio. ¿Es esta la visión de la Rosa de Guadalupe? Para nada. Por ejemplo en su capítulo “El sexo está de moda” promueven el sexo entre jóvenes independientemente de si están casados o no.

4) Deja a los católicos como idólatras

En otro post les comentaba que vivo en un ambiente en el que abundan las personas de distintas religiones. Más de una vez, cuando hemos conversado sobre el tema de las devociones a los santos, me han dicho “oye tú dices una cosa, pero en la Rosa de Guadalupe enseñan otra”. Es que en serio hay mucha gente cree que esa novela es católica. ¿Qué pasa con aquellos que no tienen un católico que les explique la verdad de las cosas? Esa novela solo promueve una falsa percepción de lo que en verdad creemos los católicos.

5) Nunca cuentan la historia de la verdadera Rosa de Guadalupe

El Papa León IX empezó la tradición de conceder una rosa de oro a iglesias y santuarios, personalidades católicas de la realeza, gobiernos y a la jerarquía militar. Desde entonces muchos Papas han repetido el gesto. La primera vez que una rosa de oro fue regalada a la Virgen de Guadalupe fue durante el pontificado de Pablo VI y fue recientemente repetido por el Papa Francisco. Pero claro, esta historia no tiene tanto morbo como lo que usualmente se ve en la novela.

¿Qué otras razones agregarías?

Deja un comentario