Cantaron “Ángeles fuimos” de Dragon Ball en la Iglesia y se vuelven virales

Un grupo de jóvenes se ha viralizado en redes sociales por cantar “Ángeles fuimos” del anime Dragon Ball en una Iglesia. El momento fue registrado en video y ya ha sido visto por millones de personas en todo el mundo.

El video viral

El video de un grupo de jóvenes cantando “Ángeles fuimos”, uno de los más populares endings de Dragon Ball Z, se sigue compartiendo una y otra vez en estos días, aunque con diferentes títulos o historias.

En la mayoría de veces lo titulan “Jóvenes cantan Ángeles fuimos en Misa”, “Por esto siempre voy a misa” o cosas similares. En algunos medios incluso se ha llegado a afirmar que uno de los jóvenes aprovechó que los asistentes de su parroquia eran mayores y no conocían las canciones de Dragon Ball para incluirla en el repertorio litúrgico de aquel día.

Este video ya tiene más de 3 millones de reproducciones:

Así si voy a misa todos los Domingos

Así si voy a misa todos los Domingos

Posted by Dragon Ball Heroes on Friday, October 12, 2018

La verdad detrás de este video viral

A simple vista uno puede notar que no se trata de una Misa. La ubicación del coro y los aplausos luego de su presentación hacen evidente que se trataba más de un concierto que de algún momento litúrgico.

Te puede interesar: Se revelan los nombres “satánicos” de los personajes de Dragon Ball

En realidad el video corresponde a un festival de coros en Paraguay que también contó con la presencia de coros argentinos. El grupo en cuestión es el coro musical Ensamble Yokokanto, que fue creado en el año 2017 por jóvenes paraguayos que deseaban interpretar las músicas de sus animes, series y películas favoritas.

¿Es apropiado el uso de estas canciones dentro del templo?

Según se enseña en la Iglesia Católica, el templo es un lugar sagrado y dedicado a las actividades litúrgicas de la feligresía.

“En un lugar sagrado sólo puede admitirse aquello que favorece el ejercicio y el fomento del culto, de la piedad y de la religión, y se prohibe lo que no esté en consonancia con la santidad del lugar. Sin embargo, el Ordinario puede permitir, en casos concretos, otros usos, siempre que no sean contrarios a la santidad del lugar”. Código de Derecho Canónico, numeral 1210.

Definitivamente la interpretación de una canción de Dragon Ball no entra en lo anteriormente mencionado. ¿El Ordinario (entiéndase el Obispo) habrá autorizado el uso de esa canción en un templo católico? Es difícil saberlo, aunque lo más probable es que solo haya autorizado el festival de coros sin conocimiento exacto de lo que allí se presentaría.