Llega un joven católico a su casa y encuentra a su papá ateo sentado en el sillón de la sala.

Entonces su papá le pregunta:

– ¿Por qué vienes tan contento, hijo?

El muchacho le respondió:

– ¡Es que en Misa aprendí que Dios es grande!

– ¿Por qué? Preguntó el papá

Su hijo le respondió:

– Porque cuando Moisés huía del faraón, Dios abrió el mar, y cruzó en seco y Dios ahogó al ejercito del faraón.

Contestó el papá:

– ¡No hijo, no fue así, lo que pasó fue que cuando Moisés cruzó el mar, la marea estaba muy baja a unos 10 cm!.

Respondió su hijo:

– ¡Ay papá, entonces Dios es mucho más grande!

El papá dijo:

– ¿Por qué?

Y contestó su hijo

– ¡Porque Dios ahogó a todo un ejército en muy poca agua!

Comentarios

comments

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here