Noticias

Critican a obispo por afirmar que solo los Heterosexuales pueden ser Sacerdotes

Un obispo español está siendo duramente criticado por afirmar que solo los varones heterosexuales pueden aspirar al sacerdocio. Diversos medios publican esta misma noticia con titulares tendenciosos como “los seminarios españoles prohibirán la entrada de seminaristas homosexuales”, “Iglesia Católica cerrará las puertas a homosexuales”, etc.

¿Qué tan ciertas son todas estas acusaciones contra este obispo? Para saberlo vayamos a sus propias declaraciones.

Monseñor Luis Argüello, quien además es el nuevo secretario general de la Conferencia Episcopal Española, afirmó en una conferencia de prensa que “la Iglesia tiene el derecho a poder seleccionar a sus candidatos” al sacerdocio. Como bien explicó monseñor Argüello, la Iglesia tiene la potestad de elegir el perfil de los seminaristas.

En este sentido, explicó que, por ejemplo, “nuestra Iglesia Católica dice en el perfil de los candidatos que sean candidatos dispuestos a ser célibes”. Al respecto, también explicó que, aunque las Iglesias Católicas de rito oriental admiten diáconos y presbíteros casados, en la Iglesia Católica de rito latino “admitimos a diáconos permanentes que sean hombres casados pero tanto en el presbiterado como en el episcopado pedimos varones célibes“.

Finalmente, explicó que “dentro de esta configuración de varones célibes pedimos que también que se reconozcan y que sean enteramente varones, por tanto heterosexuales“.

¿Se trata de una nueva medida de la Iglesia Católica?

Aunque muchos medios hayan desinformado diciendo que estas declaraciones constituyen una nueva medida dentro de la Iglesia Católica, lo cierto es que existe desde hace bastante tiempo.

Por ejemplo, en noviembre del 2005 la Congregación para la Educación Católica aclaró que “no puede admitir al Seminario y a las Órdenes Sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay. Dichas personas se encuentran, efectivamente, en una situación que obstaculiza gravemente una correcta relación con hombres y mujeres. De ningún modo pueden ignorarse las consecuencias negativas que se pueden derivar de la Ordenación de personas con tendencias homosexuales profundamente arraigadas”.

Esta norma sigue vigente y ha sido reafirmada en posteriores ocasiones por la Congregación para el Clero. Por lo tanto, las declaraciones de monseñor Luis Argüello no son ninguna novedad; al contrario, van en continuidad con la actual disciplina de la Iglesia Católica.

Tags

Te puede interesar

error: Usa el botón compartir ;)