Llevar un crucifijo es un modo de mostrar con orgullo nuestra fe, y una herramienta que nos permite sentirnos junto a Cristo a lo largo del día.

Todos tenemos uno, y es genial poder ponerles nuestro sello personal ya que existe una gran variedad de ellos. ¿Te has dado cuenta de que no todos tus amigos tienen el mismo tipo de crucifijo que tú?

Esto es porque todos tenemos algo especial en nuestra forma de ser y por eso tenemos cosas diferentes, entre ellas nuestro amado crucifijo, ese que siempre llevas y que elegiste bien para que haga juego contigo.

Hoy les traemos una divertida lista de crucifijos, seguramente te identificarás con alguno.

1) Los Darks: Si en tu corazón hay luz y oscuridad a la vez

2) Los que  no saben bien como se lleva un crucifijo

3) Los fashionistas: No conocen el significado de la palabra “Discreción”

4) Los prácticos: Buscándole siempre un uso adicional

5) Los abstractos: Tienes que entender que se trata de arte moderno

6) Los minimalistas: Necesitas mirar dos veces para enterarte que era un crucifijo

7) Los discretos: El que lleva un collarcito hace años y recién te diste cuenta que era una cruz

8) Los Teología de la Liberación: Sin comentarios

9) Los DIY: El de las manualidades para todo

10) Los Brayan: Mansos como palomas y astutos como serpientes

11) Los que fueron estafados 😀

Comentarios

comments