Cuando San Juan Pablo II definió que el sacerdocio es solo masculino

A pesar de que la doctrina de Iglesia sobre el sacerdocio masculino es bastante clara, aún hay muchos que sueñas con que algún día las mujeres puedan ser ordenadas sacerdotes en el catolicismo.

Lo que muchos olvidan es que el sacerdocio masculino no es un asunto disciplinar que pueda ser modificado. Es un tema doctrinal, y como tal no hay vuelta que darle. El sacerdocio fue, es y siempre será un sacramento reservado para los varones, no porque la Iglesia sea machista, sino porque así lo dispuso Dios mismo en la persona de Jesucristo.

Cuando San Juan Pablo II definió que el sacerdocio es solo masculino

También hay que recordar que San Juan Pablo II, haciendo uso de su poder de atar y desatar otorgada por Cristo, definió de una vez y para siempre que el sacerdocio es un sacramento reservado para los hombres:

“Por tanto, con el fin de alejar toda duda sobre una cuestión de gran importancia, que atañe a la misma constitución divina de la Iglesia, en virtud de mi ministerio de confirmar en la fe a los hermanos (cf. Lc 22,32), declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno la facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia“. San Juan Pablo II, carta apostólica Ordinatio Sacerdotalis, 22 de mayo de 1994.

San Juan Pablo II.

¿Qué opina el Papa Francisco al respecto?

En un vuelo de Suecia a Roma en enero del 2016, un periodista le preguntó al Papa Francisco sobre su postura con respecto a la posibilidad de ordenar mujeres sacerdotes. La respuesta del Papa fue contundente:

“Sobre la ordenación de mujeres en la Iglesia Católica, la última palabra es clara y la dio San Juan Pablo II y esto permanece“. Luego añadió que “las mujeres pueden hacer muchas cosas mejor que los hombres. ¿Qué es más importante en la teología y en la mística de la Iglesia: los apóstoles o María en el día de Pentecostés? ¡Es María! ¡La Iglesia es mujer! Es la Iglesia y no el Iglesia… es la Iglesia esposa de Jesucristo. Es un misterio esponsalicio”.

Como se suele decir en estos casos “Roma Locuta Est, Causa Finita Est” (Roma ha hablado. Fin de la discusión).

¿Qué hay de las mujeres “sacerdote” en las religiones protestantes?

El sacramento del sacerdocio solo es válido cuando es otorgado a un hombre por un obispo válidamente consagrado. Los sacerdotes (varones o mujeres) protestantes no cuentas con esos requisitos, por lo tanto no son verdaderos sacerdotes.