Blog

Curso de Apologética: El argumento cosmológico Kalām.

                Este es el primer articulo del “Curso de Apologética: demostración de la existencia de Dios”. Para ver el temario haz click aquí.

                El argumento cosmológico Kalām un argumento que explica el por qué el universo tuvo un comienzo en su existencia, y que para que este tuviese la característica de existente debe existir un ser creador fuera del tiempo y con voluntad creadora. Se origina en los intentos por parte de diversos pensadores cristianos de refutar la doctrina de Aristóteles sobre la eternidad del universo y desarrollado por teólogos islámicos medievales en un argumento para la existencia de Dios. Al-Ghazali desarrolla el argumento de la siguiente forma: “Todo ser que comienza tiene una causa para su comienzo; ahora el mundo es un ser que comienza; por lo tanto, posee una causa para su comienzo”. A continuación se desarrollara el argumento, y para evitar el “solo usaron a Craig”, se utilizara el texto “El Argumento Cosmológico Kalām, del inicio de la realidad física, a la existencia de una deidad” escrito por Mario Martínez, Jorge Wilches y José Dorantes y, si, el texto “Fe Razonable, Apologética y veracidad Cristiana” del Dr. William Lane Craig.

Metodología.

  • Posee un razonamiento deductivo: para G. Dávila (2006) este razonamiento es un sistema para organizar hechos conocidos y extraer conclusiones, lo cual se logra mediante una serie de silogismos que comprenden tres elementos: La premisa mayor, la premisa menor y la conclusión. Ejemplo.

Todos los hombres son mortales, Pedro es hombre, Pedro es mortal.

  • Regla de Inferencia “modus ponems”. Posee la siguiente forma:

A es B                                                                        Todo hombre (A) es mortal (B)

C es A                              Ejemplificandolo         Pedro (C) es un hombre (A)

Luego, C es B                                                         Por lo tanto, Pedro (C) es mortal (B)

El argumento cosmológico Kalām puede organizarse de la siguiente manera.

  • Todo aquello que tuvo un inicio en su existencia, tuvo alguna causa.
    • La realidad física tuvo un inicio en su existencia.
    • Por lo tanto, la realidad física tuvo alguna causa.
    • Si la realidad física tuvo alguna causa, entonces, la causa de la realidad física es un agente trascendental, con voluntad propia y fuera del tiempo.
    • Por lo tanto, la causa de la realidad física fue un agente trascendental.

El Kalām posee dos modus ponems que se pueden estructurar de la siguiente forma.

Primer Modus Ponems.

  • Todo aquello que tuvo un inicio en su existencia (A) tuvo una causa (B).
    • La realidad física (C) tuvo un inicio en su existencia (A).
    • Por lo tanto, la realidad física (C) tuvo alguna causa (B).

Segundo Modus Ponems.

  • Si la realidad física tuvo alguna causa (A), la causa de la realidad física fue un agente trascendental (B).
    • La realidad física tuvo alguna causa (A).
    • Por lo tanto, la causa de la realidad física fue un agente trascendental (B).

Se destaca el hecho de que el punto dos del segundo modus ponens, es el punto tres del primer modus ponems.

                Ahora se deben definir las partes del argumento.

  • Todo aquello que tuvo un inicio en su existencia, tuvo una causa.
    • “Todo aquello” indica universalidad, todo objeto con una existencia objetiva está sujeta a esta premisa.
    • “Tuvo un inicio en su existencia”. Se estructura de la siguiente forma: (X) es un ente concreto y (T) es tiempo. (X) existe en (T) en un punto temporal, con un inicio y un fin. El inicio de (T) es el inicio de (X) de forma concreta en la realidad.
    • Esta premisa únicamente demanda la existencia de una causa para el inicio de todo.
    • Ghazali explica que, todo lo que comienza a existir lo hace en un momento determinado. Pero ya que, antes de la existencia de algo, todos los momentos son iguales, debe haber una causa que determine que ese algo llega a existir en ese momento en lugar de antes o después. Por lo tanto, todo lo que llega a existir debe tener una causa. (W. Craig. 2018. Fe Razonable, Apologetica y Veracidad Cristiana, Publicaciones Kerigma).
  • La realidad física tuvo un inicio en su existencia.
    • Entenderemos realidad física como todo el espacio, el tiempo, todo tipo de materia y los comportamientos que dicha materia posea. Esto es aplicable a la hipótesis de los multiversos.
    • Ghazali desarrolla esa premisa argumentando la imposibilidad en el hecho que exista una regresión infinita de eventos en el tiempo sin un comienzo establecido, dado que la serie de eventos pasados tiene su fin en el presente, y sería imposible que existiese un infinito número de sucesos en el pasado porque sería imposible llegar al presente. Suponiendo que existiese un pasado infinito, esto llevaría a diferentes cantidades de acciones de objetos infinitas, por ejemplo: Si los planetas orbitan desde la eternidad cada uno a su velocidad, esto llevaría a diferentes infinitos para los diferentes planetas los cuales pueden ser par o impar. (W. Craig. 2018. Fe Razonable, Apologética y Veracidad Cristiana, Publicaciones Kerigma).  El absurdo de los infinitos finitos.
  • Si la realidad física tuvo alguna causa, entonces, la causa de la realidad física fue un agente trascendental.
    • Este agente trascendental debe ser independiente a la realidad física, en otras palabras, la realidad física depende de otro ente concreto.
    • Este agente trascendental es incausado, sin inicio, de ontología invariable, de actos quiescentes, inmaterial, atemporal y de gran potencial causal.
    • Entenderemos “agente trascendental” como un ser único, racional, de libertad racional y de elección.
    • Ghazali encuentra en Dios las características de ese agente trascendente. (W. Craig. 2018. Fe Razonable, Apologética y Veracidad Cristiana, Publicaciones Kerigma).
    • Sobre el ser personal del agente trascendente, Gazali mantuvo que la respuesta a este problema es que la Primera Causa debe ser un ser personal dotado de libre albedrío. Su creación del universo es un acto libre, independiente de cualquier condición determinante anterior. Así, su acto de crear algo puede ser algo espontáneo y nuevo. El libre albedrío le permite a uno obtener un efecto con un comienzo de una , partiendo de una causa permanente y atemporal. Por lo tanto, somos llevados no simplemente a una causa trascendente del universo, sino a su creador personal.

Finalizo con las palabras del gran Benedicto XVI “Una educación verdadera debe suscitar la valentía de las decisiones definitivas” (Discurso, 19 de octubre). Que Dios nos de la valentía no solo de seguirlo, sino de defenderlo. La defensa de Dios es un acto de amor en estos tiempos posmodernos.

Ad Majorem Dei Gloriam.

Donaciones

Ayuda al Tío Memes a cubrir los gastos de mantenimiento de esta página web.

Te puede interesar