Tooooooodos hemos cometido alguna travesura cuando éramos niños… bueno, también cuando crecimos :v ¿Recuerdan cuando mamá nos descubría?

A esta niña le pasó y se inventó una de las mejores excusas para evitar el castigo: “Dios no es así de escandaloso”. Pero eso solo fue el principio, lo que vino después es tan o más hilarante que ese comentario.

Comentarios

comments