Entró a su habitación de madrugada, pero ella lo derrotó con el Santo Rosario

A veces subestimamos el poder de la oración, pero este testimonio hará que le des mas importancia ¡sobretodo al rezo del Santo Rosario! Esta es la historia de cómo una mujer venció, sin darse cuenta, a un asesino en serie con el poder del Santo Rosario.

Ted Bundy fue un asesino en serie en el estado de Florida, Estados Unidos. Un 15 de enero, Ted entró a las 3 de la madrugada en la casa de la hermandad “Chi Omega” en la Universidad Estatal de Florida y asesinó a dos chicas. Cuando iba por la tercera, ocurrió algo que nunca olvidaría.

Al entrar a la habitación de la tercera chica, notó que ella tenía un Rosario en sus sus manos. Sin saber por qué, se vio forzado a soltar el arma y huir del lugar.

Captura de Ted Bundy.

Más tarde, la niña dijo a las autoridades que antes de irse a la universidad ella le había prometido a su abuela que rezaría el rosario todas las noches por protección, aun cuando se hubiese quedado dormida en el proceso. Eso fue justo lo que había hecho esa noche, ella seguía sosteniendo el rosario cuando el asesino entró en su habitación.

Luego, el propio Ted Bundy confesó lo que ocurrió aquella noche:

Ted Bundy confesó lo que ocurrió aquella noche

En el libro “Con María a Jesús”, el padre Joseph M. Esper explicó lo ocurrido:

Irónicamente, cuando Ted Bundy fue condenado a muerte, en espera de ejecución por sus crímenes, él pidió al Monseñor Kerr que le sirviera como un consejero espiritual, y el sacerdote aprovechó la oportunidad para preguntarle sobre aquella terrible noche.

Bundy le explicó que cuando entró en la habitación de la tercera niña, que tenía la completa intención de asesinarla; un poder misterioso se lo impedía“.

Por esto el Padre Esper agrega que:

Y no sólo el rosario ayuda a nuestro propio crecimiento espiritual, sino que también socava el reino de Satanás“.

Un aporte del padre Gabriele Amorth

El famoso exorcista del Vaticano, el padre Amorth, declaró en cierta ocasión lo siguiente:

Un día, un colega mío escuchó al diablo decir durante un exorcismo: ‘Cada Ave María es como un golpe en la cabeza. Si los cristianos supieran lo poderoso que es el Rosario, sería mi fin“.

¡Por eso no dejes de rezar el Santo Rosario todos los días!