La fe es algo para tomarse en serio. No hay duda de eso. Pero, como dice el Papa Francisco, esa no es excusa para andar con cara de pepinillos en vinagre. El católico se caracteriza por su felicidad… ¿No me lo creen?

Pues conozcan a la católica más actitud del mundo!!!

Comentarios

comments