Marjoe Gortner es un nombre que difícilmente borrarás de tu memoria (seas católico o protestante) cuando conozcas su historia.

Nació en 1944 y sus padres, que venían de una larga generación de pastores protestantes, le inculcaron desde pequeño el arte de la predicación convirtiéndolo a los 4 años de edad en “el Ministro Religioso Ordenado más Joven del Mundo”.

Rápidamente su fama se extendió a tal punto que sus padres arreglaron todo para que participara en una película de los Estudios Paramount en Hollywood. En dicha cinta el pequeño pastor oficiaba un matrimonio.

Con la fama llegó la fortuna, aunque el niño nunca pudo disfrutarla porque su padre desapareció con el dinero cuando Marjoe solo tenía 14 años. Él mismo revela que “realmente me apoyé en mis padres cuando yo era un niño… Recuerdo cómo solían enviarme hacia abajo en los pasillos, y yo llevaba estos pantalones de terciopelo, y los trajes elegantes, con camisas de satén. Mi madre cosía bolsillos adicionales en los trajes para que yo pudiera meter el dinero… No sé cuánto dinero entró… Por lo que yo puedo adivinar tal vez unos tres millones de dólares desde que tenía cuatro años hasta los catorce. No tengo idea de lo que pasó con ese dinero. Sé que nunca lo vi”.

Esto provocó en él una gran decepción y renunció a la predicación refugiándose en el alcohol y las drogas.

Usando lo aprendido para hacerse millonario

A los 20 años Marjoe ya no creía en Dios, pero decidió usar todo lo que sus padres le habían enseñado en su niñez para hacerse de dinero. Total, ya tenía un nombre ganado y todo era cuestión de volver a subirse a una tarima.

Y así lo hizo. Y lo peor de todo es que su gran estafa fue grabada por él mismo en un terrible documental. El siguiente video es un resumen de aquella polémica cinta:

Comentarios

comments