Apologética Curiosidades

¿Existieron Adán y Eva o solo son representaciones de la humanidad?

¿Existieron Adán y Eva? ¿El Génesis es un mito en el que Adán y Eva representan a la humanidad? ¿Por qué hay sacerdotes enseñando cosas distintas sobre el mismo tema? ¿Cuál es la postura oficial de la Iglesia sobre este tema?

Todas esas son preguntas importantísimas y en internet abundan los artículos intentando explicarlo. Lamentablemente pareciera que son escritos pensando en que todos somos doctores en teología y terminamos más confundidos que payaso en velorio.

¡No, señores! Tu amigo fiel, el Tío Memes, te va a explicar lo que la Iglesia enseña sobre Adán y Eva con un lenguaje tan sencillo que lo entendería hasta un reggaetonero de moda. ¡Comencemos!

El Génesis ¿un libro histórico o de fantasías?

El Génesis es un libro que compila diversas tradiciones orales cuyo objetivo es responder a las grandes interrogantes que entonces se tenían sobre el origen de la humanidad y la historia de un pueblo. Por eso es importante recordar que el Génesis no pretende ser una explicación histórica literal, sino que su acento está en el mensaje que nos quiere dar.

Pero el hecho de que el Génesis no sea estrictamente histórico (al menos no como hoy entenderíamos ese término), no implica que sus relatos sean fantasía. El Papa Pío XII lo explicó así en su encíclica Humani Generis:

“… los once primeros capítulos del Génesis, aunque propiamente no concuerdan con el método histórico usado por los eximios historiadores grecolatinos y modernos, no obstante pertenecen al género histórico en un sentido verdadero, que los exegetas han de investigar y precisar“. Humani Generis #31.

Te puede interesar: ¿Caín tuvo relaciones con su madre? Respondiendo a la pregunta más incómoda de la Biblia

Dos relatos de la Creación del Hombre

Es muy interesante ver cómo en el Génesis encontramos dos relatos distintos de la creación del hombre:

“Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó”. Génesis 1, 27.

“Entonces Yahveh Dios formó al hombre con polvo del suelo, e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó el hombre un ser viviente […] Entonces Yahveh Dios hizo caer un profundo sueño sobre el hombre, el cual se durmió. Y le quitó una de las costillas, rellenando el vacío con carne. De la costilla que Yahveh Dios había tomado del hombre formó una mujer y la llevó ante el hombre”. Génesis 2, 7 Génesis 2, 21-22.

Ambas versiones de la creación del hombre van acompañadas también de sus respectivas versiones de la creación de todo cuanto existe. Son distintas porque ambas corresponden a distintas tradiciones pero fueron compiladas en el mismo libro.

Los teólogos le ponen nombres bien complejos a cada tradición, pero no hay que complicarnos con eso por ahora. ¡Vamos a lo esencial!

Te puede interesar: Las 3 veces que Jesús lloró según la Biblia

El mensaje del relato de la creación del hombre es darnos a entender que Dios lo creó todo, que los seres humanos nos distinguimos de toda la creación porque solo nosotros fuimos creados a imagen y semejanza de Dios, que toda la creación está al servicio de la humanidad y que Dios estuvo se ha relacionado desde el principio con nosotros. De hecho, hay más enseñanzas, pero esas son las principales.

Dato interesante: San Juan Pablo II explicó magistralmente esos dos relatos de la creación en dos audiencias generales de 1979. Son algo densas, pero bastante recomendables.  Puedes leerlas aquí y aquí.

Adán y Eva ¿Personajes reales o representaciones de la humanidad?

En la actualidad no son pocos los que argumentan que Adán y Eva son figuras literarias que representan a la humanidad. Esto lo hacen basándose en ciertos juegos de palabras hebreas que aparecen en los capítulos 1 y 2 del Génesis.

Adam: Hombre.
Ha-aham: Humanidad.
Adamá: Suelo.

Pero más allá de los juegos de palabras, las interpretaciones, o las figuras alegóricas que aparecen en los primeros capítulos del Génesis, la Iglesia Católica nunca ha negado la existencia de un Adán histórico o una Eva histórica. Al contrario, en documentos magisteriales son abundantes las referencias a estos dos personajes como seres individuales.

Tampoco faltan las serias advertencias sobre las graves consecuencias para la fe que supondría negar que ellos existieron como personas individuales o creer que solo representan a una especie de primera generación de la humanidad.

Por eso el Papa Pío XII advirtió sobre los que creían que Adán solo significa “el conjunto de muchos primeros padres”. Sobre esa idea advirtió que “no se ve claro cómo pueda compaginarse con cuanto las fuentes de la verdad revelada y los documentos del Magisterio de la Iglesia enseñan sobre el pecado original, que procede de un pecado en verdad cometido POR UN SOLO ADÁN INDIVIDUAL y moralmente, y que, transmitido a todos los hombres por la generación, es inherente a cada uno de ellos como suyo propio”.

Te puede interesar: ¿El Papa Francisco cancela la Biblia y propone crear un nuevo libro?

Más severo todavía fue el Concilio de Trento que al lanzar un anatema sobre quienes negaban el pecado original, lo hizo presuponiendo la idea de un primer hombre llamado Adán:

Si alguno no confiesa que EL PRIMER HOMBRE ADÁN, al transgredir el mandamiento de Dios en el paraíso, perdió inmediatamente la santidad y justicia en que había sido constituido, e incurrió por la ofensa de esta prevaricación en la ira y la indignación de Dios y, por tanto, en la muerte con que Dios antes le había amenazado, y con la muerte en el cautiverio bajo el poder de aquel que tiene el imperio de la muerte, es decir, del diablo, y que TODA LA PERSONA DE ADÁN por aquella ofensa de prevaricación fue mudada en peor, según el cuerpo y el alma: sea anatema”. [Decreto sobre el pecado original].

Conclusión

Según el magisterio de la Iglesia, Adán y Eva sí fueron personajes históricos e individuales, no representaciones de la humanidad. Sin lugar a dudas muchos relatos de el Génesis están envueltos en muchas alegorías, pero estos no implican la no existencia de sus personajes, en especial Adán y Eva.

Te puede interesar

error: Usa el botón compartir ;)