Destacados Mi Blog

Guía para coros parroquiales: ¿De dónde saco canciones para la Misa?

Un amigo me comentaba que hablar de política, fútbol o religión siempre es algo polémico. Y yo a esa lista le agregaría que hablar de liturgia también lo es. Y lo digo por experiencia propia. Cada vez que hago un momazo litúrgico los comentarios se llenan de mensajes positivos pero también de sendos cruzados que piden mi cabeza en una bandeja de plata.

En parte los entiendo. A veces un meme no es lo suficientemente eficiente para comunicar a cabalidad una idea. Por eso me he animado a comenzar esta serie “Guía para coros parroquiales” en la que iré publicando mis aportes. ¡Espero que les sirva!

¿De dónde saco canciones?

Para responder a esta pregunta tengamos un cuenta un principio elemental que debe conocer todo integrante de coro parroquial: El coro no canta en la Misa, el coro canta la Misa.

Me explico. La Misa tiene una estructura definida (Ritos iniciales, liturgia de la palabra, liturgia eucarística) y la función del coro es cantar el texto litúrgico que corresponda a cada una de aquellas partes. Por tal razón, por ejemplo, el canto del Kyrie siempre dirá “Señor ten piedad, Cristo ten piedad, Señor ten piedad” con sus respectivas repeticiones. Ese es un texto invariable y aunque por cuestiones musicales se pueda admitir ciertas alteraciones de la letra esta no puede ser remplazada por otra simplemente porque hable de arrepentimiento o perdón.

Por eso hay músicos litúrgicos que se dedican a crear melodías basados tanto en los textos invariables de toda Misa (Kyrie, Gloria, Credo, Santo, Cordero de Dios y Padre Nuestro) como en los textos que varían en toda Misa (Salmo responsorial, aleluya, ofertorio, etc).

Tomando eso en cuenta, primero les diré donde no buscar cantos para Misa:

– Músicos protestantes: No se trata de discriminación ni de rechazo al Espíritu que tal vez esté actuando en sus asambleas, se trata de simple sentido común. ¿Acaso un músico protestante compone cantos tomando en cuenta los textos litúrgicos de nuestro misal? Por supuesto que no. Por eso ninguno de sus cantos son aptos para ser cantados en Misa.

– Músicos seculares: Aquí también podemos aplicar el mismo criterio que con los músicos protestantes. No componen tomando en cuenta la liturgia. Y sí, ya sé que me vas a decir que es muy bonito eso de cantar “amor eterno” de Juan Gabriel en las Misas de difunto o “agárrense de las manos” de José Luis Rodrigues el Puma como canto de paz (aunque este no exista), pero nel. No son litúrgicos.

– Música secular “cristianizada”: ¿Que no tenemos canciones para hoy? ¡Pues toma una popular y le cambiamos la letra… y ya está!……Por favor, ¡NO! No existe nada más incómodo de escuchar el tan popular “Ten piedad de los Beatles” o el “Padre Nuestro del silencio”. Es sumamente incómodo para quienes conocen las versiones originales de esos temas. Espero poder profundizar en el tema de las Misas parodia en algún otro artículo.

– Música católica… al menos no cualquiera: Aquí voy a agarrar carne. Mi gente, yo sé que se siente re bonito cantar en Misa el tema más sentimental de Athenas, Celines o Valverde. Sé que con eso te aseguras que todos la canten y que por allí alguien bote lágrima, moco y baba…. pero ese no es el fin de la Misa. Con todo lo que admiramos a estos músicos católicos debemos reconocer que ellos no componen pensando en la liturgia. Su música funciona muy bien para conciertos, retiros, momentos de reflexión, etc. Y funcionan bien allí porque componen pensando en eso. ¡Ojo! Eso no quita que tengan algunos cantos litúrgicos en su repertorio, pero son muy escasos. Así que ya saben. Tampoco se vale meter cualquier canto solo porque el compositor es católico.

Memes, escribes mucho ¿Dime de una buena vez de dónde saco canciones para la Misa?

Calma, calma, que no panda el cúnico :v  Aquí les digo de dónde:

– Cantoral litúrgico nacional: Por si no lo sabían absolutamente todos los países tienen un “cancionero” elaborado por la Conferencia Episcopal de cada región. Allí está todo lo que sí pueden cantar. Algunos hasta vienen con CD’s por si no sabes leer partituras. ¿Cómo lo consigo? ¡Fácil! Existe una herramienta maravillosa llamada Google. Ve allí y pon en el buscador “Cantoral litúrgico nacional de [inserta aquí tu país]”. ¡Y listo! Lo más seguro es que te salga por allí el pdf o un lugar dónde comprarlo. Si no lo encuentran díganle a su párroco que se los consiga. Les aseguro que hasta le brillarán los ojos cuando se lo pidan. ¡Ojo! Te puede servir perfectamente el de cualquier otro país, pero en el tuyo encontrarás cantos tradicionales propios de tu zona.

– Músicos litúrgicos: Existen músicos que han compuesto infinidad de Misas y cantos litúrgicos en español. Ve a youtube y busca a autores como Prancisco Palazón, Lucien Deiss, Antonio Alcalde, etc. Usas sus composiciones y elevarás el Ki de tu coro.

– Graduale Romanum: Agárrate del asiento porque aquí ya estamos hablando de palabras mayores. ¿Sabías que la Iglesia Católica tiene su propio cancionero? Pues ese es el Gradualle Romanum. Es lo más completo y bello a lo que pueda aspirar un coro católico. Está lleno de cantos gregorianos para todas y cada una de las partes de la Misa de todas las Misas del año de todos los ciclos litúrgicos. Eso sí, requiere mucha preparación, gusto por el latín y el gregoriano, y mucha educación del pueblo. Esto último es muy importante ya que si al pueblo le cambias de la noche a la mañana el Granito de Mostaza por la Misa de Angelis lo más probable es que se te queden mirando raro.

Espero haberles ayudado y nos vemos en la siguiente entrega de esta serie.

¡Dios les bendiga!

Deja un comentario