Blog

Ideologias condenadas por la Iglesia: marxismo, socialismo y comunismo

                Es increíble como la sociedad moderna parece tener un enemigo en común, la Iglesia Católica. Pio XII describe y sintetiza el accionar de los enemigos de la iglesia de la siguiente forma  “Es un ‘enemigo’ que se volvió cada vez más concreto, con una ausencia de escrúpulos que aún sorprende: ¡Cristo sí, la Iglesia no! Después: ¡Dios sí, Cristo no! Finalmente el grito impío: Dios está muerto; y hasta Dios jamás existió”, (Alocución a la Unión de Hombres de la A.C.Italiana, 12.X.1952 – Discorsi e Radiomessaggi, vol. XIV, p. 359).  G. Mazuelo (2016) resume el accionar de la sociedad contra la fe adjudicándola al Modernismo, “la síntesis de todas las herejías”. Pensar que, actualmente, esta síntesis evolucionó hacia el posmodernismo, el cual (usando a Mazuelo) es la síntesis de la decadencia racional y moral, cuyo único argumento teórico es relativizar.

                Más increíble, aunque deprimente, es ver a católicos declararse a favor de estas corrientes, corrientes heréticas que buscan la destrucción de la civilización occidental, la mejor civilización del mundo. Es comprensible dada la masiva propaganda, las cátedras universitarias las cuales, más que formar personas aptas para servir a la sociedad, forman ideólogos acorde a su pensamiento. Es comprensible mientras sea en la ignorancia de la verdad.

                Tomando las palabras del Papa Francisco “Un buen católico debe entrometerse en política, dando lo mejor de sí, para que el gobernante pueda gobernar”. Se desarrollara en este (y en próximos articulos), las diversas corrientes ideológicas que atacan la fe. Tomando en cuenta la voz de la Iglesia, asi como los efectos que estas corrientes tienen en la sociedad.

Marxismo/ Socialismo/ Comunismo

                Karl Marx nació en Tréveris, Prusia occidental en el año 1818, proveniente de una familia judía convertida al luteranismo, es reconocido junto a Friedrich Engels como “el padre del comunismo”. Su pensamiento fue la base de diversas dictaduras genocidas en diversas partes del mundo. El Libro Negro del Comunismo detalla la cantidad de muertes que se dieron durante gobiernos de índole marxista, marxista leninista, entre otras aristas. Cabe destacar que una de sus fuentes principales fueron diversos archivos soviéticos, como archivos desclasificados del KGB. El análisis detallado del total es el siguiente:

  • 20 millones en la Unión Soviética,
  • 65 millones en la República Popular China
  • 1 millón en Vietnam
  • 2 millones en Corea del Norte
  • 2 millones en Camboya
  • 1 millón en los regímenes comunistas de Europa oriental
  • 150.000 en Latinoamérica
  • 1,7 millones en África
  • 1,5 millones en Afganistán
  • 10.000 muertes provocadas por el movimiento comunista internacional y partidos comunistas no situados en el poder».
  • 38.000 a 85.000 en España Represión en la zona republicana durante la Guerra Civil Española

Algunas cifras tienen ciertas variaciones.

Ahora veamos la opinión de la Iglesia sobre estas corrientes.

        “Frente a esta amenaza, la Iglesia católica no podía callar, y no calló”.  Desde sus inicios, para la iglesia  “El comunismo es intrínsecamente malo, y no se puede admitir que colaboren con el comunismo, en terreno alguno, los que quieren salvar de la ruina la civilización cristiana”. Entendiendo el comunismo como el culmen ideológico del pensamiento Marxista, primero se instaura la dictadura del proletariado, se obtiene el control de los medios de producción, para culminar con el control estatal de todo, modo de vida, cultura, economía. Violando asi la libertad individual.

        Esta “mortal enfermedad” la cual  es  “totalmente contraria al derecho natural”, dado que atenta contra “los derechos, bienes y propiedades de todos y aún de la misma sociedad humana”, que además poseen una propaganda realmente diabólica,  que dispone de grandes medios económicos, de numerosas organizaciones, de congresos internacionales, de innumerables fuerzas excelentemente preparadas, es condenada por el Concilio Vaticano II realizo una condena implícita al comunismo. Dejamos el texto completo:

“Entre las formas del ateísmo moderno debe mencionarse la que pone la liberación del hombre principalmente en su liberación económica y social. Pretende este ateísmo que la religión, por su propia naturaleza, es un obstáculo para esta liberación, porque, al orientar el espíritu humano hacia una vida futura ilusoria, apartaría al hombre del esfuerzo por levantar la ciudad temporal. Por eso, cuando los defensores de esta doctrina logran alcanzar el dominio político del Estado, atacan violentamente a la religión, difundiendo el ateísmo, sobre todo en materia educativa, con el uso de todos los medios de presión que tiene a su alcance el poder público.

La Iglesia, fiel a Dios y fiel a los hombres, no puede dejar de reprobar con dolor, pero con firmeza, como hasta ahora ha reprobado, esas perniciosas doctrinas y conductas, que son contrarias a la razón y a la experiencia humana universal y privan al hombre de su innata grandeza.” (GS 20-21).

Un dato que refuerza el hecho que esta condena es hacia esta corriente ideológica, se agregó como nota las encíclicas Divini Redemptoris de Pío XI (19 de marzo de 1937), Ad Apostolorum Principis de Pío XII (29 de junio de 1958), Mater el Magistra de Juan XXIII (15 de mayo de 1961) y Ecclesiam suam de Pablo VI (6 de agosto de 1964). Estas se refieren exclusivamente al comunismo.

Es importante a su vez, entender el totalitarismo detras de estas y otras corrientes ideologicas, el Catecismo de la Iglesia Católica en su numeral 2425 nos explica:

h2425 La Iglesia ha rechazado las ideologías totalitarias y ateas asociadas en los tiempos modernos al “comunismo” o “socialismo”. Por otra parte, ha rechazado en la práctica del “capitalismo” el individualismo y la primacía absoluta de la ley de mercado sobre el trabajo humano (cf CA 10. 13. 44). La regulación de la economía por la sola planificación centralizada pervierte en su base los vínculos sociales; su regulación únicamente por la ley de mercado quebranta la justicia social, porque “existen numerosas necesidades humanas que no pueden ser satisfechas por el mercado” (CA 34). Es preciso promover una regulación razonable del mercado y de las iniciativas económicas, según una justa jerarquía de valores y con vistas al bien común.

        ¿Cómo afecta hoy en día estas doctrinas?

        Sí, sé que algunos de los movimientos actuales que mencionaré pueden catalogarse en otras áreas como el modernismo o posmodernismo, del liberalismo, del capitalismo (los cuales serán estudiados en los próximos artículos de esta serie). A continuación se desarrolla esta idea.

        Marxismo Cultural, el nuevo mal de Marx.

Los sujetos de la revolución hacia la estructura que Marx proponía (los obreros, el proletariado, entre otros), ya no buscarían la toma de los medios de producción y comenzar la dictadura del proletariado, sino que todo pasa al plano de la super estructura, el plano de las ideas, el plano de la cultura dentro de la visión de Marx.

Estas ideas tienen sus bases en dos transformadores del materialismo de Marx, Gramsci y la Escuela de Frankfurt. El primero propone una revolución gradual y pasiva desde la academia, volver al hombre un sujeto revolucionario contra los sistemas opresores ideológicos, la tradición cultural de un país o una sociedad, en este caso, la sociedad fundada por la civilización occidental cristiana. Ya no es el pobre que busca vencer al sistema que “lo llevo a la pobreza” sino que es el hombre, no importando su condición económica, que lucha contra el fantasma que le oprime “su libertad” creada por pensadores marxistas. El segundo hace un análisis psicológico de la teoría marxista, creando así las bases de sistemas de opresión cultural necesarias para plantearlas al hombre moderno.

Algunos de los movimientos/ideologías frutos del marxismo cultura son: La ideologia de género del cual se subdividen el feminismo radical, los movimientos LGBT (dado que en sus marchar rondan consignas de izquierda como el rostro del Che), entre otros. Curiosamente, estos movimientos centran como mal de la sociedad a la Iglesia Catolica, son miles los informes de los ataques de movimientos feministas a catedrales argentinas, las persecusiones a la Iglesia en China, las ofensas claras hacia la Fe Catolica. Las palabras del Papa Pio XI se cumplen a la perfeccion, se denota su “propaganda realmente diabólica”.

        Finalizo con las palabras de Santa Teresa de Calcuta “La santidad consiste en hacer la voluntad de Dios con alegría”. Que en esta misión de todo cristiano de propagar la verdad de Dios, no nos falte la felicidad que únicamente viene de su corazón.

        PD: Todas las referencias a encíclicas o información bibliográfica que se utilizó para este articulo está en forma de hipervínculos.

Donaciones

Ayuda al Tío Memes a cubrir los gastos de mantenimiento de esta página web.

Te puede interesar