La imagen del “Señor de la Misericordia” ¿Está inspirada en el amante de Miguel Ángel?

Desde hace mucho tiempo circula en Internet la imagen de una pintura con el rostro de “El Señor de la Divina Misericordia”, con la descripción siguiente: “El rostro que se conoce como el rostro de Jesús, es el rostro de Tommaso Cavalieri, quien fue tomado como modelo por Miguel Angel, para retratar su rostro como la imagen de Jesús. Cavalieri era discípulo y amante de Miguel Angel, era tanto el amor por su discípulo que lo quiso inmortalizar a través de este retrato, desde entonces los cristianos vienen adorando y venerando la imagen de un homosexual.”

¿Qué podemos decir ante tanto veneno, mentiras y disparates inoculados en tan poco espacio? Las obras de arte de Miguel Ángel son parte de la cultura popular, todo el mundo está familiarizado con “La Creación de Adán”, “La Capilla Sixtina” o “El Juicio Final”. Más allá de las incoherencias, los datos anti-históricos y anacronismos. No se necesita ser un experto en arte para darte cuenta a primera vista, que la imagen de El Señor de la Divina Misericordia, no coincide en absoluto con las obras del genio italiano.




Primeramente, la imagen citada corresponde a una de las tantas versiones existentes del “El Señor de la Divina Misericordia” y no al “Sagrado corazón de Jesús”, como equivocadamente aseguran algunos.

Segundo, Miguel Ángel vivió entre 1475 y 1564. El primer retrato de Nuestro Señor de la Divina Misericordia, fue realizado en Lituania por el pintor Eugenio Kazimirowski, hacia 1934, es decir, casi cuatro siglos después de la época de Miguel Angel, por encargo del padre Michał Sopoćko, según la descripción de Jesús, inspiradas en las visiones que Santa Faustina Kowalska tuvo en 1931.

Tercero, la imagen citada por el bulo, corresponde a la versión de “El Señor de la Divina Misericordia”, que fue pintado 6 años después de la muerte de Santa Faustina (1938), por Adolf Hyła hacia 1944 en Cracovia.

Cuarto, es cierto que Miguel Angel tuvo un discípulo llamado Tommaso Cavalieri al cual incluso dedico varios sonetos de carácter intimo, lo que ha hecho especular que tenían algo más que una relación discípulo/maestro. Sin embargo no existe evidencia ni de que Cavalieri haya sido homosexual ni de que haya tenido una relación romántica con Miguel Ángel, por lo que dicha teoría no sale del plano de lo especulativo.

Quinto, aunque la Biblia no realiza una descripción de cómo era Nuestro Señor, el rostro de Jesucristo siempre ha sido representado con las mismas características y no sobre la base de alguna pintura que haya realizado Miguel Ángel Buonarroti.





Sabemos que para el usuario promedio de Internet, no se necesitan fuentes fidedignas ni evidencia para que sin más, se dedique a viralizar la “información”. Y aunque este bulo ha sido ampliamente desmentido en varios foros de diversas vertientes, desde católicos hasta ateos, se continúa difundiendo a través de las redes. Fuente: Católico Defiende Tu Fe