¿Los animales van al cielo? No leas esto frente a Firuláis

Sabemos que luego de esta vida solo tenemos dos posibles destinos: cielo eterno o infierno eterno. Y como somos cristianos optimistas esperamos pasar toda la eternidad gozando la presencia del Señor en el cielo. Pero no son pocos los que se preguntan ¿puede ser verdaderamente feliz si no tengo a mi lado a mi mascota?

Así que en este artículo responderemos a esta gran interrogante.

¿Los animales van al cielo?

Este tipo de preguntas despiertan sensibilidades muy profundas. Si has tenido una mascota, sabes lo doloroso que es afrontar su partida. Además, no son pocas las personas que llegan a querer a su perro/gato/tortuca/perico/etc como un integrante más de su familia.

¿Pero qué ocurre con ellos después de la muerte? ¿habrá un cielo para los perritos? ¿humanos y animales compartiremos el mismo cielo? Antes de respondes a estas preguntas debemos tomar en cuenta algunos puntos importantes.

1) Cuando entró el pecado al mundo, toda la creación se corrompió

Esta creación corrompida por el pecado será plenamente restaurada cuando Cristo vuelva y existan, como nos lo revela la Escritura, cielos nuevos y Tierra nueva. Es decir, TODA la creación será renovada.

2) Toda la Creación depende de Dios

Todo cuanto existe tiene su origen en Dios. Él lo creó todo y todo depende de él. Ese todo también incluye la vida de los animales; nuestro Dios no es ajeno a lo que les ocurre.

3) Cuando Cristo venga, los salvados serán PLENAMENTE FELICES

Cuando sean renovados los cielos y la Tierra nuestra felicidad será plena por la maravillosa y eterna presencia de Dios. Nada más nos hará falta para ser felices; ni televisión, ni internet, ni una bonita casa, ni dinero ¡nada! Toda nuestra felicidad estará en Dios.

4) Dios creó a los hombres con alma inmortal

Los animales y las plantas son cosas buenas creadas por Dios. Tienen una belleza particular creada por Dios para deleite del hombre, también tienen un alma, pero esa alma no es inmortal. En consecuencia, cuando muere un animalito, su alma también desaparece. Solo los seres humanos poseemos alma inmortal al haber sido creados a imagen y semejanza de Dios.

5) El animal no es un sujeto moral

Muchos dicen “pero los animalitos no hacen nada malo, por eso deben ir al cielo”. Allí hay un doble error. En primer lugar, es cierto que los animales no hacen nada malo, pero tampoco hacen nada bueno. Los animales se mueven por instinto, no por conciencia moral. En segundo lugar, así fueran buenos, eso no es suficiente para entrar al cielo. Al cielo no van solo los buenos, es necesario ser santos. Y solo pueden ser santos aquellos por quienes Jesús murió y resucitó: los seres humanos.

Conclusión

Disfruta mucho a Firuláis mientras puedas :’v