¿María es Madre de Dios? ¿Acaso ella es superior a Dios?

Una de las cosas que confunden a un protestante (o a un católico algo tibio) es esta afirmación de la Iglesia: María es Madre de Dios.

¿Por qué llaman a María Madre de Dios? ¿Acaso ella es más que Dios? ¿Creen que es superior a Jesús?.

La explicación es simple, pero parece que aun quedan dudas así que les vamos a explicar con manzanitas:

Primero que nada, ¿Hay algún Cristiano que dude que Jesús sea Dios? Obviamente no, pero si eres uno de los que duda, agarra tu catecismo y conviértete. Del mismo modo ¿Alguien duda de que María es Madre de Jesús? De nuevo no ¿verdad?

Entonces, después de esto, todo es tan simple como sumar 1+1=2

Jesús es Dios + María es Madre de Jesús = María es Madre de Dios.

Luego, no debemos confundir el tiempo y la eternidad. María, obviamente, no fue madre del Hijo desde siempre. Ella comienza a ser Madre de Dios cuando el Hijo Eterno quiso entrar en el tiempo y ser un Hombre entre nosotros.

Gálatas 4:4: “al llegar la plenitud de los tiempos, envió Dios a su Hijo, nacido de mujer”. Dios se hizo hombre sin dejar de ser Dios, por ende María es madre de Jesús, Dios y hombre verdadero.

Por lo tanto María no es Madre de Dios desde siempre, sino solo desde que Dios Hijo decidió hacerse hombre, hace unos 2000 años aproximadamente.

Tercero, ¿Qué sucede al negarle el título de Madre de Dios a María?

Primero, que la Deidad de Jesús quede en entredicho. Segundo, que la Madre de Nuestro Señor sea tomada como una simple criatura…eso es restarle a Dios la maravilla que hizo en prepararse para sí a tan santísima Mujer. Tercero, esto nos aleja de Nuestra Madre, ya que al no reconocerla en toda su grandeza no nos acercamos a ella para pedir que siga intercediendo ante su Hijo por todos nosotros. En resumen, alejarnos de nuestra Madre también nos aleja de Dios.

Demos razones de nuestra fe, y si hoy no lo hiciste conversa con María Santísima y reza un Ave María por la conversión de todos los que aun no la conocen ni la aman.