No he parado de reír después de ver los Fails de estos Monaguillos

Ser monaguillo o acólito es un gran privilegio. Ayudar al sacerdote durante la Santa Misa y estar tan cerca al altar durante la consagración es algo sumamente bello e importante. Pero los monaguillos también son humanos, y muchas veces cometen errores. Aquí les traigo algunos cortos videos que lo demuestran. ¡Se morirán de la risa!

Cuidado con el fuego!!!

Casi se cae sobre el sacerdote

Monaguillo bailarín

Algunos no pueden evitar el sueño

Tu primer y último día como monaguillo del obispo