No te equivoques: Corregir no es juzgar

¡Y miren que lo dijo el Padre Sam!

Para que no digan que yo soy un fariseo,amargado, criticón,etc. Al menos créanle al Padre Sam.

Puede que muchos no entiendan la diferencia y en su afán de corregir terminen juzgando. Si crees que puede ser tu caso este video te va a ayudar muchísimo.