Noticias

Obispo niega dogma mariano

Actualización: Obispo se retracta y ahora afirma que María sí fue siempre virgen

Nunca hay que referirse a la virginidad física de la Virgen María“, esas fueron las palabras de monseñor Manuel Linda, obispo de Porto, en una entrevista para el diario portugués Observador. Con esta afirmación el obispo portugués niega el dogma de la virginidad perpetua de la Madre de Dios, aunque él asegura que esa no es su intención.

Monseñor Manuel Linda ha concedido una entrevista titulada “Respuestas a preguntas difíciles sobre la Navidad (incluso las más incómodas)” en la que responde a 7 preguntas para el diario Observador. La tercera de ellas fue “¿Y cómo puede Jesús ser hijo de una virgen?”. Esta fue su extraña respuesta:

“Nunca hay que referirse a la virginidad física de la Virgen María. El Antiguo Testamento dice a menudo que Jesús iba a nacer de una doncella, hija de Israel, que fuera simple, pobre y humilde. Pero en realidad eso es sólo una referencia a la devoción plena de esa mujer mujer a Dios. El don de ser madre de Dios fue dado a María por ella tener un corazón indiviso. Lo que importa es la donación total”.

Luego añade que “Hay ciertamente mujeres con el himen roto [que es asociado al signo físico de la pérdida de la virginidad por una mujer] que son más vírgenes en el sentido de la plena devoción a Dios que algunas con el himen intacto”.

¿Qué enseña la Iglesia Católica al respecto?

La Iglesia Católica afirma, basada en las Sagradas Escrituras y la Tradición Apostólica, que María fue virgen antes, durante y después del nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo. Así está planteado en el Catecismo de la Iglesia Católica desde el numeral 487 hasta el 511.

“Desde las primeras formulaciones de la fe (cf. DS 10-64), la Iglesia ha confesado que Jesús fue concebido en el seno de la Virgen María únicamente por el poder del Espíritu Santo, afirmando también el aspecto corporal de este suceso: Jesús fue concebido absque semine ex Spiritu Sancto, esto es, sin semilla de varón, por obra del Espíritu Santo“. Catecismo de la Iglesia Católica, numeral 496.

“La profundización de la fe en la maternidad virginal ha llevado a la Iglesia a confesar la virginidad real y perpetua de María incluso en el parto del Hijo de Dios hecho hombre. En efecto, el nacimiento de Cristo lejos de disminuir consagró la integridad virginal de su madre. La liturgia de la Iglesia celebra a María como la Aeiparthénon, la siempre-virgen“. Catecismo de la Iglesia Católica, numeral 499.

“María ‘fue Virgen al concebir a su Hijo, Virgen durante el embarazo, Virgen en el parto, Virgen después del parto, Virgen siempre’ (San Agustín, Sermo 186, 1): ella, con todo su ser, es ‘la esclava del Señor’ (Lc 1, 38)”. Catecismo de la Iglesia Católica, numeral 510.

Comentario del Tío Memes

Cualquiera que sepa lo que realmente enseña la Iglesia Católica sobre la virginidad de la bienaventurada Madre de Dios puede detectar en las palabras de monseñor Manuel Linda una preocupante contradicción con la doctrina que él debería defender en su calidad de obispo.

Dicho esto, no es de extrañar que este mismo obispo hace algunos meses se mostrara a favor de que la diócesis de Braga permita que los divorciados en nueva unión puedan comulgar y a la vez manifestara su preocupación por la creciente atracción de algunos jóvenes de su diócesis hacia la Misa Tridentina.

Actualización: Obispo se retracta y ahora afirma que María sí fue siempre virgen

Donaciones

Ayuda al Tío Memes a cubrir los gastos de mantenimiento de esta página web.

Te puede interesar