¿Quienes son Flos Mariae y por qué son un viral en Internet? Conoce aquí su verdadera historia

Probablemente ya hayas visto alguno de sus videos y te hayas preguntado si  es que lo que hacen va en serio o es alguna forma de burla a la Iglesia. Por eso hoy te contaré la verdadera historia detrás de estas 7 hermanas y su particular forma de hacer música católica.

Advertencia: Este artículo va en serio. No es una burla contra ellas ni contra su música. ¡Todo lo contrario! Cuando termines de leerlo nunca volverás a verlas de la misma manera. ¡Comencemos!

Los orígenes de Flos Mariae

Para hablar del origen de esta agrupación primero tenemos que hablar de la madre de sus integrantes. Ahora verán por qué.

María Duran de Bellido es la fundadora de CatholicosOnLine, un sitio web con recursos católicos como oraciones, Evangelio del día, noticias católicas, mensajes del Papa, etc. Ella y su esposo Javier Bellido tuvieron 16 hijos… ¡sí, 16 hijos! y a todos les inculcaron la fe católica.

María Duran de Bellido.

Lamentablemente María Duran fue diagnosticada con un tumor maligno, y sus hijas hicieron una promesa que daría origen a Flos Mariae: 7 de sus hijas (Alba, María, Flor, Estel, Victoria, Patricia y Montserrat) prometieron a la Virgen y a Jesús que si su madre sanaba del tumor maligno, harían un grupo musical para venerar a la Virgen María y propagar la fe cristiana católica. Por su parte, María Durán de Bellido prometió a la Virgen que las ayudaría a conseguir hacer este grupo musical, para Gloria de Dios.

Tiempo de cumplir la promesa

El 27 de mayo del 2012 la misma María Duran publicó un video en el que anunciaba que luego de una operación de 6 horas los doctores le informaron que todo había salido bien. Es así que luego de un tiempo cumplieron la promesa que habían hecho y fundaron Flos Mariae.

Luego de algunos años tuvieron la idea de subir sus canciones con videoclip a Youtube, y en este punto todo se salió de control.

Críticas a su música

Como todo canal de Youtube que recién comienza, sus videos pasaban desapercibidos, hasta que alguien descubrió su canción “Amén”.

El videoclip se viralizó rápidamente (en estos momentos ya tiene más de 1 millón de vistas) y el bulling comenzó. Las principales críticas giraban en torno a la poca técnica vocal de las cantantes, la letra, la musicalización, la edición del video, el uso de vestidos, etc.

El punto más bajo de bullying en contra de ellos tal vez haya sido el protagonizado por un grupo de humoristas españoles de LaSexta, quienes parodiaron “Amén” mientras se burlaban de ellas (algunas todavía menores de edad) en señal abierta.

En su página web, las integrantes de Flos Mariae afirman ser “un grupo musical formado por devoción y promesa a la Virgen María, Madre de Dios, y no por vocación a ser cantantes, aunque sí les gusta cantar y se esfuerzan para dar lo mejor a Dios”.

Fallecimiento de María Duran

Más de un año después de su curación, la madre de las integrantes de Flos Mariae volvió a enfermar y falleció de insuficiencia cardíaca el 23 de septiembre de 2015. Antes de morir, le pidió a sus hijas que siguieran cumpliendo con la promesa que le hicieron a Jesús y a la Virgen.

Por eso siguen grabando canciones y subiendo videos a Youtube. Hasta el momento ya han producido 6 discos (“Totus tuus María”, “Reza el Rosario”, “Flos Mariae”, “Primavera”, “Héroes” y “Salve”) y tienen planeado continuar con el proyecto durante mucho tiempo más.

María Duran de Bellido y sus hijas en el video “Viva el Papa”.

Conclusión

Muchos podemos estar de acuerdo con el hecho de que musicalmente no es lo mejor que se haya producido en el mundo de la música católica. Estoy seguro que ellas también piensan lo mismo. Pero si hay algo que rescatar en ellas es la valentía con la que han afrontado todo este bullying, todo por ser fieles a una promesa a Dios y a la Virgen y por amor a su madre. ¿Cuántas promesas le hacemos a Dios en los momentos difíciles y luego las olvidamos cuando todo parece estar bien?

“Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros”. Mateo 5, 11.