Se revelan los nombres “satánicos” de los personajes de Dragon Ball

Hace algún tiempo compartí con ustedes un artículo en el que un fan católico de Dragon Ball afirmaba que esta serie animada no era satánica. Por supuesto, muchos saltaron hasta el techo y me enviaron muchos videos en los que predicadores evangélicos y católicos (que hablan como evangélicos) aseguraban lo contrario.

Casi todos esos mensaje hacían hincapié en los supuestos nombres “satánicos” de los personajes de Dragon Ball.

Según varios enlaces que ustedes me han mandado, estos serían sus oscuros significados:

Dragon Ball > Bestia en venida
Kakaroto > Posesión maliga
Sayayin > Demonio
Kame Hame Ha > Palabra clave de los brujos
Kayo Ken > Fuerza maligna
Picoro > Rey maligno de otro mundo
Ten shin Han > Protector de los brujos



Por supuesto, mientras leía todo eso mi expresión se parecía cada vez más a la de este perrito:

Y no es que no quiera creerles, pero decir que “Dragon Ball” significa “bestia en venida” es no tener ni el más mínimo conocimiento del inglés.

¿Es esto cierto?

Afortunadamente en estos días también me encontré con un video del youtuber Vicho, quien con su personaje Shinsei nos explica el verdadero significado de los nombres de los personajes de Dragon Ball y de las referencias culturales que pueden encontrar en dicha serie. Aquí les escribo un resumen, pero si quieren profundizar, pueden ver su video al final.

Los verdaderos significados

Cuando Akira Toriyama creó a los personajes de Dragon Ball, utilizó muchos nombres de verduras (Yasai). Aquí algunos ejemplos:



Kakaroto

Kakaroto es el nombre sayayin del personaje principal de Dragon Ball. Akira Toriyama creó su nombre con la palabra ZANAHORIA, que en inglés es Carrot. Solo le agregaron el sonido CA al principio y de allí salió Kakaroto. No sé bien cómo será en sus países, pero aquí en Perú le decimos “zanahoria” a las personas extremadamente inocentes. Si nos ponemos a pensar, algo así se comporta Gokú (Kakaroto).

Raditz

Raditz, el hermano de Kakaroto, toma su nombre de la palabra en inglés RADISH que literalmente significa rábano. Sí, esa verdura que nuestras madres nos obligaban a comer y sabían re mal.

 Sayajin

Todos los que hemos visto la serie sabemos que Kakaroto es un sayayin. Este nombre viene de voltear la palabra Yasai (verdura) y agregándole el sufijo Jin (persona). La traducción correcta sería “Persona de Saiya” o “Sayayano” o “Sayayense”. Pero dejémoslo en Saiyajin. Dato curioso: la letra que se utiliza en japonés para la palabra Jin se parece a una pequeña persona caminando.



Ten Shin Han

Este es un plato diabólicamente rico :v Está hecho a base de arroz, una salsa agridulce, y huevo. Búscalo en el restaurante de comida japonesa más cercana a tu casa. ¡Es delicioso! Te reto a que lo encuentres y que lo publiques en tu Instagram con los hashtags #GraciasTíoMemes #ComiendoTehShinHan #NoEncuentroElTercerOjo

Chaos

El nombre de este pequeño personaje viene del Jiaozi (se pronuncia Chiaozi), que es como unos rabioles chinos. Se ven buenos para acompañar a tu Tenshinhan… ¡Como en Dragon Ball! Por cierto, mirándolo bien el Jiaozi se parece bastante al personaje Chaos. Cuando lo pruebe recordaré la triste escena en la que el pequeño Chaos se sacrifica para salvar a Ten Shin Han… ya me puse sad 🙁

Gohan

Gohan significa arroz y también comida. A estas alturas no sabemos si Akira Toriyama ideó Dragon Ball en un escritorio o en un restaurante. En serio, no le encuentro ninguna relación a este plato con el hijo de Gokú. Si alguien le encuentra alguna, por favor háganmelos saber en la sección de comentarios.



Kamehameha

No, hermanos españoles. Kamehameha no significa “onda vital”. Kamehameha fue el nombre real del emperador de Hawai de 1810 a 1810. Por eso que el lugar donde vive el maestro Roshi (quien luego le enseñaría el kamehameha a Gokú) es una isla en honor a Hawai.

Podría seguir con más, pero creo que la idea general se ha entendido. Si quieren conocer más, les recomiendo ver el video completo de nuestro amigo Vicho aquí:

Conclusión

Como católicos no debemos satanizar todo aquello que no comprendamos, ni dejarnos llevar por ideas extremistas bastante habituales en algunas sectas pseudo cristianas. Por supuesto, eso no quita que estemos alerta ante las sutiles tentaciones intromisiones del demonio en el mundo.