Curiosidades

“SEO Cristiano”, la batalla que los Católicos estamos perdiendo en Internet

Probablemente la palabra SEO te suene poco familiar. Y aunque ya conozcas su significado, tal vez te preguntes qué tiene que ver eso con nuestra fe o cómo es posible hablar de “SEO Cristiano“. Se trata de algo que vengo pensando desde hace algunos meses y quería compartirlo con ustedes porque he llegado a la conclusión de que en la actualidad es una batalla que los católicos estamos perdiendo en el mundo virtual.

¿Qué es el SEO?

El SEO es un conjunto de acciones que permiten mejorar el posicionamiento de las páginas web en buscadores como Google. Es decir, es la batalla que libramos todos los que administramos una página web para aparecer primeros cuando buscas algo referente a nuestros temas en Google.

¿Y qué tiene que ver eso con nuestra fe?

Aquí es donde te explico por qué creo que es una batalla importante que estamos perdiendo los católicos. Te lo explicaré con un par de experimentos.

Experimento 1: Ve a Google y busca la palabra JESÚS.

Luego de Wikipedia y algunas imágenes esta es la información que Google te ofrece sobre Jesús:

¡Una página creada por los Testigos de Jehova!

Experimento 2: Ve a Google y busca la palabra DIOS.

De nuevo, luego de 2 artículos de Wikipedia, esto es lo que Google te ofrece:

¡Otra página creada por los Testigos de Jehova!

Experimento 3 (Este es el último): Supongamos que eres un joven con dudas sobre tu fe, vas a Google y pones “¿qué dice la biblia sobre la virgen María?“.

Estos son los 2 primeros resultados:

De nuevo una página de los Testigos de Jehova y otra protestante en la que desfiguran totalmente la imagen de la Madre de Dios. Este mismo experimento se puede hacer una y otra vez con muchos más términos que tienen que ver con nuestra fe.

¿Por qué no salen resultados católicos?

De hecho, sí salen, pero casi nunca en los primeros lugares. Esta es una batalla que los católicos estamos perdiendo hace bastante tiempo.

Cuando los jóvenes alejados de la Iglesia (precisamente a los que queremos llegar) quieren saber algo sobre su fe, no se van a tomar la molestia de ir a buscar a un sacerdote para absolver sus dudas. Ellos harán lo que probablemente tú has hecho en mas de una ocasión: buscar en Google. ¡Y las primeras respuestas que encontrará son respuestas falsas!

Sé que este tema no debe ser del interés de mucho (pronostico que muy pocos terminarán de leer este artículo), pero es algo que está ocurriendo y algo deberíamos hacer para solucionarlo. Mientras tanto dejo este artículo en Internet con la esperanza de que a alguna mente se le ocurra algo para remediar esta situación.

¡Dios les bendiga!

Te puede interesar

error: Usa el botón compartir ;)