Este sacerdote estuvo a punto de morir, hasta que hizo un insólito pedido

Un cura, sintiendo cerca su muerte en un hospital, pide al médico que le llame a dos políticos.

En unos minutos trajeron a los dos.

El cura les pidió sentarse a cada lado de la cama, les cogió de las manos y se quedó en silencio.

Los congresistas estaban muy conmovidos, pero al mismo tiempo se sentían muy importantes por haber sido llamados por un cura a la hora de su muerte.

De tanta angustia, uno le pregunta:
“Por qué nos has pedido quedarnos aquí a tu lado?”
El cura hizo un esfuerzo y les dijo:
Jesús murió en medio de dos ladrones. Me gustaría morir igual“.

Y si no te diste cuenta… ¡este el chiste del día!

Compártelo…