Vaticano crea nuevo organismo para acompañar a Renovación Carismática Católica (RCC)

A través del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, el Vaticano anunció la creación de CHARIS, un organismo para acompañar a la Renovación Carismática Católica (RCC).

Comunicado sobre Charis, un nuevo y único servicio para la Renovación Carismática Católica Internacional

El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida hace saber que en fecha 8 de diciembre 2018, la Santa Sede erigirá un organismo que constituirá un nuevo y único servicio internacional para la corriente de gracia que es la Renovación Carismática Católica. En la misma fecha se aprobarán los estatutos de ese organismo por un periodo ad experimentum.

Este único servicio, deseado en varias ocasiones por el Santo Padre Francisco, llevará el nombre de CHARIS y se propone desarrollar su trabajo en beneficio de todas las expresiones de la Renovación Carismática Católica. Este organismo al servicio de todas las realidades de la Renovación Carismática Católica, Charis, no ejercerá alguna autoridad sobre ellas.

Cada realidad carismática seguirá siendo lo que es, en pleno respeto a su propia identidad, y permanecerá bajo la jurisdicción de la autoridad eclesiástica de quien depende. Cada realidad carismática podrá usar libremente, para el cumplimiento de su misión, de todos los servicios que CHARIS prestará, objetivo fundamental que el nuevo organismo se propone.

Después de la erección de CHARIS y la aprobación de su estatuto por un periodo ad experimentun, el Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida procederá a nombrar el Moderador, los dieciocho miembros del Servicio Internacional de Comunión y el Asistente Eclesiástico por un primer mandato de tres años.

Las personas mencionadas asumirán sus funciones en la solemnidad de Pentecostés 2019, día en el cual los estatutos de CHARIS entrarán en vigor. A partir de entonces, el Servicio Internacional de la Renovación Carismática Católica y la Fraternidad Católica de Comunidades y Asociaciones Carismáticas de Alianza dejarán de existir.

El patrimonio de estos dos organismos deberá transferirse a CHARIS, a fin de procurar a este nuevo organismo los medios financieros para emprender la misión esperada por el Santo Padre.