Miguel Mora es un ventrílocuo que luego de convertirse al cristianismo evangélico encontró la manera de seguir haciendo sus shows para un público protestante. Para eso tuvo que dejar atrás los chistes llenos de groserías y vulgaridades para optar por un humor blanco. ¡Eso es muy bueno!

Y entre los chistes blancos existen muchos y muy buenos nacidos en la Iglesia Católica y Miguel no duda en usarlos ahora en sus shows. Este es el caso del chiste navideño del Niño Dios y la IMAGEN de la Virgen María. ¡Tranquilo! En verdad es un chiste muy sano y si no lo conoces al final te pongo el video.

Como sea, ya se imaginarán lo que significa hablar de una imagen de la Virgen María en un culto evangélico. Al finalizar el chiste todos los niños se rieron pero al parecer los pastores no. Por eso el ventrílocuo tuvo que salir del paso con un comentario gracioso.

Véanlo. No tiene pierde 😀



Comentarios

comments