Durante la Pascua remplazamos el Ángelus por el Regina Coeli

Durante la Pascua dejamos de rezar el Ángelus y lo remplazamos por el Regina Coeli. De este modo nos unimos a la alegría de la Santísima Virgen María por la resurrección de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo. ¡Es un tiempo de alegría! ¡El Señor ha resucitado, verdaderamente ha resucitado!

Desde el domingo de resurrección hasta el día de Pentecostés, los católicos de todo el mundo rezaremos o cantaremos 3 veces al día (al amanecer, al mediodía y al atardecer) el Regina Coeli para meditar mejor la alegría por la resurrección de nuestro Salvador.

Regina Coeli

Reina del cielo, alégrate, aleluya. Porque el Señor, a quien has llevado en tu vientre, aleluya. Ha resucitado según su palabra, aleluya. Ruega al Señor por nosotros, aleluya.

Gózate y alégrate, Virgen María. Aleluya. Porque ha resucitado Dios verdaderamente. Aleluya.

Oremos. Oh Dios, que por la resurrección de Tu Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, has llenado el mundo de alegría, concédenos, por intercesión de su Madre, la Virgen María, llegar a los gozos eternos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amen. (tres veces)

Regina Coeli en latín

Regina caeli, laetare, alleluia. Quia quem meruisti portare, Alleluia. Resurrexit, sicut dixit, alleluia. Ora pro nobis Deum, alleluia.

Gaude et laetare Virgo María, alleluia. Quia surrexit Dominus vere, alleluia.

Oremus: Deus, qui per resurrectionem Filii tui, Domini nostri Iesu Christi, mundum laetificare dignatus es: praesta, quaesumus; ut, per eius Genetricem Virginem Mariam, perpetuae capiamus gaudia vitae. Per eundem Christum Dominum nostrum. Amen.

Gloria Patri, et Fili, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc et semper, et in saeccula saeculorum. Amen. (3 veces)